miércoles, 6 de marzo de 2013

HOMILÍA


Domingo.

Asistiré a misa
en la parroquia con tu nombre,
la misma a la que acudo cada día.

Hoy habrá más feligreses,
Diosa mía.

Si me quieres distinguir
llevaré la camisa color lila
y el perfume de flores blancas,
ese al que decías
que todas las flores olían.

Seré el único asistente
que bese tus pies de nácar
cuando acabe la homilía

3 comentarios:

marellia dijo...

TANITO,un placer sentir y transitar tu poesía.
Abrazos

ReltiH dijo...

ESA RELIGIÓN SI QUÉ ME ENCANTA.
UN ABRAZO

Tano dijo...

MAREILLA y RELTIH, espero me disculpeis por la tardanza en contestar, pero tengo algunos líos personales y ando un poco abandonado para los blogs.

Espero poder tranquilizar la cosa y tener más tiempo para atenderos.

Muchas gracias y un fuerte abrazo.