martes, 29 de mayo de 2012

UN BESO, UN...




 Un beso, una mirada,
un beso, un “ven”,
un roce leve de labios,
un paseo por los dientes,
suave.
Unas manos dibujando
cada costilla,
cada hueso,
cada glúteo,
cada sien.

 Un beso,
un círculo húmedo
perfilando la boca.
Un beso, un arrebato,
un gemido repentino,
una pelea de lenguas
por ver
cual llega más hondo.
Un beso, un reposo,
una visita a los ojos,
las mejillas,
la barbilla
y en el lóbulo
un mordisco
cariñoso.

 Un beso,
un vuelta a empezar.
Un beso,
un choque de quijadas
cuando
se antoja pequeña
la húmeda oquedad
besada.

 Un beso,
dos corazones
que se salen por la boca.
Un beso,
muchos minutos,
compás de dos latidos,
un beso largo largo,
un beso
¡que corto ha sido!.

jueves, 24 de mayo de 2012

SI SON...SERÁN NUESTROS




 ( I )

 Más allá de las millas,
de los kilómetros,
de los años luz.

 Si no “es”
lo inventamos.

 Recorriendo los minutos
las horas y los milenios,
y los ciclos del universo
dejaré el mástil de mi velero
a merced de la carcoma asesina,
para que caiga
y rompa el casco,
y se hunda en tu mar verde,
y naufragar yo
en las aguas que fluyen de ti.

 Pregunto a la sirena que lee
y que lo sabe y lo escribe:
¿a dónde fue ese pez
de piernas desnudas
con escamas de hojas?.

 Está en tu playa,
me responde entre lágrimas
de emoción,
allí naufragó
por ir a buscarte.

 Arena, agua y sal,…
…y dulce tú,
yo buscando la espuma
donde rompe el mar de amor,
donde moja la arena fina
al pie de la duna
donde naufragaste;
y allí, los dos,
yo para ti
y tú para mi,
los dos para todo y todos,
todo y todos para los dos,
y saber que sí “es”,
que “es” ahora
y que será siempre,
incluso después
de nacer a la muerte.


 Y si no “es”
lo inventamos.


 ( II )


No será necesario
un excesivo esfuerzo
de inventar;
de seguro
habrá naufragio,
me ha contactado el pez
y desea naufragar,
está montando una balsa.

Ahora ya
lo sé seguro
..."es"...
...y "será".

martes, 22 de mayo de 2012

INHIBICIÓN




 Enviaré mensajes en mis cartas,
confusos,
con dobles sentidos,
o sin sentido si nada siento,
pues no tendrá sentido enviarlos
sin nadie para recibirlos.

 Inventaré imágenes absurdas
pues absurda es mi imaginación,
en las que tu luz no aparezca
para no alimentar la pena
de imaginarte a mi lado
apoyar tu cabeza en mi costado,
yo,
besando tu melena,
velándote hasta que amanezca.

 Contemplaré absorto el horizonte
aunque el Sol queme mis retinas,
pues las largas noches de Luna
cicatrizarán la herida;
después de muerto el dolor
será mejor
quedarme ciego,
no poder mirar más cuerpos
si el suave perfil del tuyo
yo no puedo recorrerlo.

lunes, 21 de mayo de 2012

AMOR VERDADERO




 Amo el tacto de la goma
de esa muñeca desnuda,
su rapado cabello,
su sabor;
a la que cosí la vulva,
seccioné las manos
y arranqué los ojos.

 No podrán disfrutar sus retinas
de la visión
de mi atlético cuerpo de Apolo
ni de la de mi sexo precioso.

 No recorrerán sus dedos
la suavidad de mi piel,
ni sus ansiosas palmas
oprimirán mi torso,
ni sentirá su vagina
el empuje
de mi ariete poderoso.

 Quieta,
silente,
muerta,
siempre a mi lado tumbada
esperando con paciencia
sin poder sentir mi peso
una caricia en sus pechos,
en sus glúteos,
o en su pierna.

jueves, 17 de mayo de 2012

MEDIA TORONJA




 Obsesión obscena de mis sueños,
alivio de piel-vuelta en pesadillas
montada a horcajadas en mi jaca,
su silueta dibujada
en las áridas montañas,
y en mi espalda de mirón
los rayos rojos de la tarde,
las horas mágicas que logran
el carnal milagro celestial
de que alguna vez nazca un abrazo
de mi Luna con su Sol.

 Eterna escena viajera
en continua rotación
por atmósferas de aromas con fronteras
de brumosas almas que se rozan
desde un intercambio abrasador
hasta gélidas cimas que a las aguas
alivian de sal con su sudor.

 No pretenden mis brazos abarcar
la total dimensión de su cintura,
se conforman con sólo la mitad;
lo justo hasta alcanzar esa toronja
que endulza con sus dientes mi mirar
sin querer besar mi paladar
para limpiar mi vida de carcoma
compartiendo juegos en el mar.

miércoles, 16 de mayo de 2012

MORFEO NEGRO



Cuando cambian los escenarios
sin motivo aparente,
los de siempre son desconocidos,
se confunden las facciones
aboliendo temporales distancias.

 Y todo lo que me alivia
me puede matar.

 Cuando el cubo de residuos orgánicos
rebosa desechos,
hay un rincón en la vieja bañera
donde el frío de hielos ardientes
hace tiritar mi cuerpo,
mis mandíbulas se desencajan.

 Y todo lo que me alivia
me puede matar.

 Cuando mi voz ya no tiene fuerza
para pedir auxilio,
los excrementos cubren mi piel,
a mi corazón le fallan los pulmones
y a mi también
me falta el aliento para paliar los sudores
y sedar tormentos.

 Y todo lo que me alivia
me puede matar.

 Cuando los apoyos pierden el acceso
pues no dejo verme,
no logro alcanzar la desidia
que me inmunice contra ese terror
que asola mi mente,
la luz del día
no ilumina lo negro de mi alma,
no sirve de nada
forzar la ilusión.

 Y todo lo que me alivia
ya no puede matarme,
sin ayuda de nada,
sin  presencia de nadie
voy muriendo yo.

martes, 15 de mayo de 2012

UN AÑO DESPUÉS - Aniversario del 15-M- especial mención a los yayoflautas



 Un año después
perdieron fuerzas las risas,
muchas lenguas se han cortado
y se ha hablado con respeto
en el estrado del cielo
donde habitan diputados.

 Un año después
se va enfriando el asiento
que quedó viudo del culo
de aquel agotado viejo
que con fuerzas renovadas
vuelve presto a las trincheras
por plantar su último árbol
que dará sombra a los pastos
de futuras primaveras.

 Un año después,
aunque algún detalle ha cambiado,
aunque a la casta bandera
le ha salido algún morado,
las cosas van a peor;
pero al menos me consuela
sentir como a un rayo de sol
que “el pájaro azul” aún vuela.


domingo, 13 de mayo de 2012

ANHELO



 Desentrañar entrañables entrañas
sin el miedo de encontrar
que te resultan extrañas,
que no coinciden en nada
con la incógnita soñada
tantas noches a la par.

 Excavar bajo arenas doradas
buscando una caracola
donde no se escuchen olas,
sólo canciones sinceras
cantadas por voz de hada
que se acerca hasta mi playa
para sentarse a mi vera.

 Conseguir conciliar bien el sueño
sin que asalten pesadillas
que desaten mi locura,
tan sólo ver firmamentos,
poder contar los luceros
de su pelo a su cintura.

…Pero eso es mucho pedir… 

miércoles, 9 de mayo de 2012

DESCALZA




 Descalza por mi arena,
pueblan brotes verdes
las marcas de sus huellas.

 Descalza por mi arena,
la espuma se sorprende,
vuelve la calma chicha
y los peces se acercan
por ver la seda al vuelo
de su melena.

 Por mi arena, descalzada,
de mis entrañas brotan manos
que aplauden el compás
de sus pisadas.

 Por mi arena, sin calzado,
me pisotea el pecho
y pone ante mi boca
para que yo lo bese
su pie de pan de oro
tan suave y tan sabroso
como un dulce de leche.

 Por mi arena, sin sus botas,
de la libido me olvido
cuando mis manos rozan
sus piernas imposibles
y su nido de gaviotas.

 Brotes verdes…
…que me pierden.

 Melena…
…que me condena.

 Pisadas…
…que me desatan.

 Pie bajo mi boca…
…que me aloca.

 Nido de gaviotas,
pubis como escolta,
piernas constrictoras,
todas suyas mis neuronas.

 Descalza por mi arena
me ama,
mi corazón es libre,
mi corazón sueña,
lo sueña…
…y rabia.

sábado, 5 de mayo de 2012

VIAJE SUBTERRANEO




 Es un viejo, oscuro y angosto pasillo de metro, de los de cuando yo era un chaval. Colillas, escupitajos y manchas negras de sangre alfombran el suelo y un olor hediondo que funde el orín con lo mohoso inunda mi cerebro y marea mis sentidos.

 Camina junto a mí mi compañera. Parece, al contrario que yo, despreocupada. Sus pasos son ligeros, me cuesta trabajo seguirla hasta el andén donde se acumulan carteles y, en el suelo, vidrios rotos de botellas.

 Un tren vetusto y tuerto aparece por el túnel, no hace ruido, frena ante nosotros y comprobamos que las puertas venían abiertas. Al entrar observo que el vagón está vacío. El suelo es de vieja moqueta podrida empapada en parte de inexplicables fluidos, y las luces parpadean con el ajetreo. De tres en tres los escasos asientos se distribuyen de forma irregular. Los respaldos van remachados a paredes ensuciadas por pintadas macabras.

 Sobre una de las bancadas destaca, asquerosamente blanduzca y pálida, una pierna amputada desde el tobillo a la ingle. Ni rastro de sangre muestra el tétrico fiambre. Arrastro a mi amada a otro punto del vagón para evitar que lo vea, pero ella ya lo ha visto y no ha mostrado asombro. Sospecho que el exagerado movimiento dará con la pierna en el suelo. Mi amorcito parece ausente, mirando al vacío, el rostro relajado, nada parece afectarle.

 Cae la pierna sobre la pútrida moqueta y una brusca llamarada brota de uno de sus extremos. Se extiende la llama sobre las manchas del suelo a modo de reguero de pólvora, y de repente…¡cambia el escenario!. Veo el vagón repleto de gente deforme, como muertos manipulados por Satán; como moldeados por Él. Están escuchando una dulce y muy pegadiza melodía. ¡Es mi chica la que canta con voz de niña!. Se expresa en un idioma extraño y la música suena a muerte repetida y acompasada.

 Justo al terminar la canción el vagón desaparece en un enorme estallido negro y de repente nos encontramos caminando por otro pasillo nauseabundo y largo que finaliza en unas escaleras angostas rematadas por un recodo que no deja ver más allá.

 Avanzamos por el pasillo, yo aguanto la respiración todo lo que puedo y giro mi cabeza a la izquierda prevenido por el malencarado individuo con sombrero que se encuentra apoyado en la pared. La penumbra del lugar no me había permitido verle hasta entonces. Es alto y fuerte y lleva las dos manos guardadas en los bolsillos. Comienza a seguirnos y no tengo la mínima duda de que a la vuelta del recodo, tras la escalera, estará esperando un compañero para entre ambos atacarnos. En el resto de la instalación no hay absolutamente nadie y el sonido de las pisadas resuena como martillazos en el yunque de un herrero.

 Tal como preveía, al girar el recodo otro individuo se une a la persecución descaradamente. Este es exageradamente alto y con una figura absolutamente asimilable a la idea que solemos tener del Conde Drácula. Lleva una especie de montera goyesca y tiene reflejos de mil colores en el arrugado rostro, como si alguna vez se hubiera quemado en su totalidad. Mi adorada acompañante continua impasible, pero a mi ya no me sorprende, además estoy demasiado ocupado en controlar los movimientos de mis dos inmediatos rivales de lucha a muerte.

 Yo estoy prevenido, pero tranquilo. Llevo mi mano izquierda dentro de mi bolsillo sujetando la más afilada de mis navajas. Soy consciente de que no tendré ningún problema para acabar con sus vidas, si es que la tienen, pues soy bueno utilizando los cortes y no siento aversión por los cadáveres ni por la sangre. Tengo la sensación de haber matado a muchos anteriormente. Me resultará fácil, tan sólo se trata de esperar el momento oportuno.

 Este no tarda en llegar. El último en unirse a la persecución se acerca a mi rápidamente, pero según se va aproximando va encogiendose hasta convertirse en un individuo con el mismo aspecto pero que apenas levanta un metro del suelo. Sin esperar a que se acerque y sin siquiera sacar la navaja le lanzo una patada a la cabeza. Esta sale rodando arrancada de su cuello, del que mana un espeso líquido azul que corroe el suelo del pasillo como si de un ácido se tratara. La cabeza queda allí inmóvil mientras el resto del cuerpo sale corriendo pasillo adelante emitiendo una especie de chillidos mezcla de histeria y ecos de ultratumba, a la vez que desprende sonoras llamaradas de un rojo ocre, y desaparece.

 El otro individuo, al contemplar la escena, huye despavorido escalera abajo, rebotando de pared en pared. Emite los mismos sonidos insoportables que el anterior y las mismas llamaradas hasta que se volatiliza de repente en un humo que inunda todo de olor a vertedero hasta que se esfuma rápidamente pasillo adelante.

 Sin cambiar de aspecto ni de olor el escenario, de repente empieza a circular gente como si todo estuviera normal, y mi compañera se dirige a mi por primera vez. Me mira con ojos de pánico y con voz ronca me dice: ¡fuera, aparta de mi tu aura…eres muerte…eres muerte…!. Repentinamente la veo envuelta totalmente en llamas, también de color negro, y se va corriendo entre la gente mientras en el suelo deja una huella continua y desigual como de cera negra derretida. La veo desaparecer por el fondo del pasillo mientras todo el lugar apesta a bencina.

 Todo se ha quedado vacío repentinamente. Estoy yo solo envuelto en un charco de sudor y una fuerte angustia y ansiedad apenas me permiten respirar. Después de ver como todo se iluminaba de un blanco levemente rojizo y cegador ya no recuerdo más.

 Ahora han pasado los días. Me encuentro en el sofá de casa escribiendo esto, que supongo que es la confesión de un hecho grave cometido, pero no consigo encontrar ninguna prueba para autoinculparme ante la autoridad, si es que en aquel sitio en que estuve tiene juridisción algún tipo de autoridad.

 Pero con regularidad continúan los sudores y la ansiedad. Y eso sí, aquella cancioncilla que ella cantó ese fatídico día sigue resonando continuamente en mi cabeza. Sigo sin saber si ese idioma alguna vez existió. Tampoco he conseguido encontrar una melodía similar por ninguna parte, a pesar de tratarse de lo que se entendería por una melodía facilona.

(Tano)


 P.D.: “si alguien ha tenido la paciencia y el mal gusto de leer esto hasta el final, que no le busque metáforas ni dobles sentidos; es tan sólo un relato; lo cuento tal y como ocurrió,…o quizá como sigue ocurriendo,…¡o quizá como ocurrirá!”.




viernes, 4 de mayo de 2012

AMOR DE PASTEL




Impostores de mierda, gente innoble
confiados en la ingenuidad ajena,
no para todo la apariencia es buena,
comadreos de cobardes y almas pobres.

No sienten amor, son solo poses,
machitos de maullido de cachorro,
cuando el alma bebe el amor a morro
disimular es cosa de fantoches.




RAROS




Con decisión suben la ladera,
colina abajo vamos rodando.

Arrastra el río cantos y arena,
como el salmón vamos avanzando.

Ponen horario a su vida entera,
nunca sabemos como ni cuando.

Contracorriente siempre a tu vera,
contracorriente te estoy amando.




 

miércoles, 2 de mayo de 2012

FUSIÓN IMPOSIBLE




 Mensajera de a diario que me evoca aquel aliento
de Guadiana en plenitud,
alumbrando oscuridades de viejo diestro ido a menos
que en el ensueño hace fuerza por alcanzar esa meta,
por ver de nuevo entre olés como crece su coleta.

 Divinidad, piel de seda, juventud en la maleta
y desnudez en los muslos que en torpe mano se enredan
sin perder el horizonte,
si olvidar el pasado,
siempre en zigzag por las sendas que me hacen sentirla lejos;
pero ataca por sorpresa con un soplido de alivio
que a mi hombro me la acerca.

 Agradecidos los sabios,
y los lerdos, y los pobres,
y todos los que han mamado de sus pechos generosos,
portavoz de desahuciados y de tildados de vagos
que perdieron la ilusión a la vez que aquellos campos
que fueron su posesión.

 Sin alardes ni auto-bombo,
sin esperar nada a cambio,
tan sólo dándolo todo con un tesón sin desmayo,
dándole verde a los prados donde pacen elegidos
entre los que encontrarse es alcanzar la estrella
que yo llevo siempre puesta
aunque me pese la vida y la triste convicción
de que hay un dios que me niega
poder lograr la fusión.