domingo, 15 de abril de 2012

VIENTO DE FUEGO




 Un perfume de sangre hirviendo
que derrite las ardientes paredes
de hielo frío en la distancia amarga,
de nitrógeno líquido que abrasa
cuando me abraza.

 La misma boca que desguaza tripas,
que agota reservas de esperanzas
y que ahueca el cartón de mis boticas
es la que besa el rescoldo de mi alma
avivando su fuego en retirada,
revalorizando inversiones en cariño
pagado con sudores, cobrado en mimos
y demostraciones sobradas.

 Si esas manos acarician el aire que respiro,
si esos pies cincelan el barro que me salpica,
si esa boca roza la piel que torpemente visto,
si esos ojos brillan cuando me mira,
no queman las llamas del infierno
ni hay muro que resista
el ciclón de mi corazón
cuando respira.

6 comentarios:

Huellas dijo...

Jopé Tano que fuerza! eres pura pasión en estos versos ¡caray!

Pues eso...que sólo me salen interjecciones

¡Olé!

Tanito dijo...

Es que yo, cuando me enveno, me salgo del cuadro, querida ANA. Siempre he pensado que muchas veces con una sola interjección, o un suspiro o una mirada, sobre todo una mirada, se pueden decir más cosas que con uno de los rollos que yo suelo soltar.
Una mirada de agradecimiento y otra de cariño para ti.

Rita dijo...

Tanito! que pasión amigo!! ... me encantó

Bezasos

Alma V dijo...

Tano! me fascina tu voz
se disfruta cada línea...
es de los poemas que me hacen sentir
colgada de un hilo hasta que me suelta con un divino final.
Más besos!!

Tanito dijo...

Querida RITA: de nuevo agradecidísimo con tu visita. Pasión...naturalmente, todos tenemos nuestra parcela de pasión en el corazón, y el escribir motiva mucho para echarla afuera. Mil besos.

Tanito dijo...

"Cogada de un hilo hasta que me suelta con un divino final". Mi querida CUATACHITA, no sé si mi poema se merece uncomentario tan bello rematado con esta maravillosa expresión. Creo que tu cariño hacia mi te hace leer mis escritos con ojos de santa.
Abrazo de escándalo, mi preciosa y preciada amiga transoceánica.