miércoles, 11 de abril de 2012

INMENSO



 
No ver traba en la distancia
ni en las fronteras muros,
sobrevolar al cóndor,
retar al rayo
y guardar en el bolsillo
el mundo.

 Bolsillos del corazón,
corazón enfermo
de gigantismo y lumbre,
fuertes los mimbres,
suaves las manos
que tejen el cesto,
danza de nubes.

 Pedir árnica en sus altares
los gusanos de la envidia
por no poder carcomer
la carne del universo,
universo personal
de miel transmutada
en versos.

 Contra el viento,
la marea;
contra mareas,
los besos
nacidos de las entrañas
de aquellas almas gemelas;
abrazos de bruma y sal,
la Luna
siempre en el cielo,
cielo de la amistad,
amistad
tesoro inmenso.

2 comentarios:

Rita dijo...

Ciertamente amigo, la amistad es el tesoro más preciosos que un ser puede tener. Incondicional y pura, el amor más grande que hay.
Abrazo grande

Tanito dijo...

Querida RITA: este poema se lo dediqué a dos amigas que a la vez son amigas mías. Me resulta tan entrañable su forma de quererse y de tratarse que sentí la necesidad de escribir sobre ello.
Coincido contigo, la ausencia de exigencias de otra índole que hay en otras relaciones hace de la amistad verdadera el más hermoso de los sentimientos.
Mil besos, preciosa amiga.