martes, 30 de agosto de 2011

TRISTE ADIOS A LA BRUMA




 Una entrañable y seductora bruma
me hizo olvidar tu silueta,
que durante años fue compañera leal,
amenazante, refrescante y coqueta.

 Te fui infiel con la nueva ilusión,
olvidé tu perenne presencia,
la que duele dando calma a mi alma
restando importancia a las cosas concretas,
y sedando mis ideas violentas.

 Anoche un viento barrió la bruma
dejando a la vista tu cuerpo de diosa
que me despreocupa de otras cosas,
que me hace ansiar el cálido tacto
de tu gélido aliento vigilando mis pasos,
que me hace sentir atracción
por vivir tu último zarpazo.

 Anoche , mi querida Parca,
te sentí de nuevo a mi vera,
y si ahora algo tengo claro
en mi sucia y podrida cabeza,
es que, si mi bruma no vuelve,
serás para siempre jamás
mi hermosa y fatal compañera.

…pero…espera un poco…que aún…espero…..

4 comentarios:

Maria Luisa dijo...

Tanito, esta bruma me deja enganchá cada vez que la leo...
atrae tela...
mucho arte maestro!

Tanito dijo...

Y a mi, BRUJILLA, me emociona que mis cosas le gusten tanto a una jermu de tanto talento y sensibilidad.

¡Besosssssss!

Alma V dijo...

Cuatacho, mira que me dejas sin aire con esta imagen de tu adiós a la bruma y luego, me trajiste a Lila: "yo soy el tiempo que pasa, es mi muerte la que va..." te la mando por mail. Besos, besos...

Tanito dijo...

Respita, mi CUATACHA, respira. No quiero ser causante de tu asfixia.
¡Ay, nuestra querida Lila!, ya es como algo mío, no tantísimo como tú, desde luego, que fuiste quien me la presentaste.
¡ Abrazo enorme !