martes, 23 de agosto de 2011

FUMATA BLANCA




Despedida a pie de vía,
viejo aroma de estación
que enfría lo que no ardía,
distorsiona melodías
y avala la reflexión.

 Mal vistiendo oleos desnudos
avanza la comitiva
con guardias bellos y rudos
constatando que esos bulos   
son verdades y están vivas.

 Salvan almas con soltura
y no les frenan los muros,
de sermones nos saturan,
sentencian contra natura
trazando planes oscuros.

 En su paso por la tierra
no anhelan riqueza alguna,
pues tienen las panzas llenas,
administran bien las guerras
y ni respetan las cunas.

4 comentarios:

Maria Luisa dijo...

...mira que me gustan "tus humos"...!juas!
que no me quiero perder ni uno!
abrazos!!!

Tanito dijo...

Pues te puede dar algo, querida M.L., pues no te puedes imaginar lo que fumo....y la cantidad que fumo, jajaja.
¡Abrazo enorme!

Maria Luisa dijo...

jajaja... te gano seguro! (solo en eso!) fijo! pero lo que yo me fumo es infumable!
buenos humos tío grande!

Tanito dijo...

Me has acojonao con lo de infumable, BRUJILLA, si yo le doy a todo lo que eche humo. Y si está prohibido, mejor. Mejor ni te cuento lo que he llegado a pensar, jajaja.
¡Besos, tesoro!