miércoles, 17 de agosto de 2011

SONETO DE VERANO




Del astro rey nos llega un viento helado
que barre los restos de oscuras tardes,
dormita el calor tras siete candados
y todos huyendo como cobardes.


 Lista la escena para, sin alardes,
dejar rienda suelta al sentir postrero
de aquellos ratos de torpes alardes
sin mares cercanos, monte de enero.
 

 Loco verano con luz de febrero
que deja entrever el alma otoñal
de un amargo corazón traicionero.
 

 Queda esperar un invierno certero
que, de un portazo, de punto final
a este mar de dudas tan trapacero.

6 comentarios:

Maria Luisa dijo...

Con tu verano y contigo! que me gusta y mucho! besazos!

Tanito dijo...

M.L.: y a mi me gusta mucho que te guste mucho. ¡Bienvenida a mi verano y muchos besazos!.

Alma V dijo...

El alma otoñal, un punto que te dejó captar, en hermoso soneto, lo que se ha ido y lo que vendrá... me gusta mucho leerte, mi amigo. Muchas gracias por compartir!

Recibe un beso de tu cuatacha

Tanito dijo...

Y a mi, mi dulce CUATACHA, me encanta que me leas y compartir contigo. A ver cuando te decides a escribir un sonetito, seguro que lo bordas.
¡Besos besos...!

Alma V dijo...

Son mis ojos cansados o mis ganas
menguando al transcurrir largas las horas
recompensar la espera y la demora
tener tal vez, inútil esperanza.

A flor de piel la condición humana
me vuelve prisionera y soñadora
abstinencia, apatía me llenan toda
y de pronto se invierte la balanza.

Y me visto de mí y me reanimo
disfruto como llega cada día
transitando pedregosos caminos

Ayudar y servir a quien me pida
sin ganas de llorar miro el destino
como dueña absoluta de mi vida.

(Nada de lectores a tu costilla, ni mucho menos. Lo puse aquí porque es para ti. Luego me dices lo que le falta, mi cuatacho querido)

Un beso.

Tanito dijo...

Queridísima CUATACHA, te comento el soneto en un mail para no enrollarme aquí. Besosssssss, relinda.