martes, 23 de agosto de 2011

LOCO BUCLE




¡Joder, el espacio-tiempo!,
si un año se hace un segundo
¿por qué un segundo es eterno?.

 Me giro para toser
Y, cuando vuelvo la vista,
felipazo contra el suelo,
esto no hay quien lo resista.

 Aun no ha nacido la lista que me la líe otra vez,
me juro siempre que pasa,
pero si salgo de casa y derroto a la timidez,
vuelvo a los mismos jardines,
y no hace falta que nazca pues es la misma mujer,
que, no se como lo hace,
pero siempre que le place se vuelve a cambiar de piel,
y vuelve a volverme loco,
y mi corazón renace,
y otra vez trago el anzuelo igual que si fuera un pez.

 Yo me vuelvo a la botella pa ver si me olvido de ella,
pero no me queda un duro,
no tengo pa un escocés
así que, por esta vez, tendré que pegarle al tinto,
y encima, pobre de mi,
no me llega ni pa un rioja y tendrá que ser tetrabrik,
y, con un poco de suerte,
me encuentro algún coleguita
y le pillo una chinita para liarme un porrete.

 Más, ¿sabéis que os digo hermanos?,
que la quiero con locura y que no la quiero perder,
que por ella mataría y me jugaría la vida,
que al abrazarla dormida soy el hombre más feliz,
que aunque casi todo el tiempo me suela tocar sufrir
no puedo olvidar su olor,
y que miel es para mi
el sabor de su sudor.

2 comentarios:

Maria Luisa dijo...

Que buen rizo, mas que bucle!!!
un placer venir por tus jardines!
esto es amor del "güenoooo"!
besazo!

Tanito dijo...

Como tié que ser, querida M.L., como tié que ser. Hay cosas que si no se va a muerte no dejan más que un poso de insípida miel en los labios, ¿cierto?.
¡Besazos!