jueves, 14 de febrero de 2013

SI SUPIERA


 Si supiera elegir el momento adecuado para dar rienda suelta a mis risas
y para ubicar en mi mejilla una lágrima oportuna.

Si supiera calcular el volumen justo que han de tener mis palabras
y el tono exacto que han de alcanzar en la escala.

Si supiera compartimentar mi corazón, mi cabeza y mis devaluados cojones
para saber al instante en que archivo esta la herramienta.

Si supiera dejar de romper mis manos golpeando en el cemento
cada vez que se enciende la mecha de mis ataques de ira.

Si supiera repartir mis sentimientos más tiernos y mis caricias sinceras
en el preciso momento en que la situación requiriera.

Ya no sería yo,
quizá sería mejor,
pero sería otro cualquiera.

6 comentarios:

Yeti Barna dijo...

Estoy convencido que sí sabes muchas cosas de las que relatas.
MUy buenos versos, amigo Tano.

Tano dijo...

No te creas, GABRIEL, mis tripas siempre fueron las dictadoras de mis actos. Puede que esa sabiduría esté en mi inconsciente, pero nunca lo he explorado demasiado, jajaja. Abrazo.

Alma V dijo...

Así como Aquiles, por su talón es Aquiles. Y así te quiero yo.

Superbeso

Tano dijo...

No más de lo que yo te quiero a ti, ALMA. Lo chungo es que Aquiles tenía su problema en el talón, y a mi me pilla todo enterito, jajaja, desde la médula hasta la epidermis, si es que el alma está dentro, si está fuera aún alcanza más allá.

Muchísimos besos, cuatachita.

Susana Jiménez dijo...

Ya te lo había dicho, lo hubiese querido haber escrito yo. Me identifiqué plenamente, Por momentos me digo: todo lo que te pasa es por bocona y desbocada y salgo a flagelarme por no haber callado, o haber controlado sentimientos, pero luego me convenzo que si me reprimiera, complacería a los demás y dejaría de ser yo. Tal vez mejor pero otra cualquiera, y ahí está la diferencia!!
Lo compartí en google, para que sepas.
Te quiero tanitooooo aunque a veces me desvele por tu humor negro ;)

Tano dijo...

Perdona por mi demora, SUSANA, pero ya sabes que últimamente empleo menos tiempo en los blogs y lo suelo utilizar para leer más que para comentar.
Muchas gracias por tu comentario, preciosa.
Así que te desvela mi humor negro, jajaja, pues yo creo mucho en él como método para desdramatizar y hacer un poco más pasables los malos tragos.

Muchos besos.