domingo, 20 de noviembre de 2011

COMIENZO





En el comienzo del ocaso descubrir el calor de hogar,
entre la presión de unas diminutas manos
hervir de felicidad,
de ausencia de necesidad
de acudir al lupanar a vaciar sucios vasos
de alcoholes que estrechan lazos,
ni sufrir por la ansiedad de aspirar rayas de las mesas
con la corte de princesas
que a granel alquilaban abrazos.

 En el comienzo del ocaso descubrir que el buen Amor
tuvo vocación tardía aunque cerquita vivía
en el lugar y en el tiempo
compartiendo las esquinas,
las músicas y los conciertos,
rozándose por las calles respirando el mismo aire,
intercambiando miradas pretendidamente frías
y dejándose en las ropas, de tacto en origen suave,
sus flores y sus espinas.

 En el comienzo del alba, ha de ser bello el Big Bang
origen del nuevo mundo que en arco de piedra se encierra
desafiando a los fríos y retando a las montañas,
o saluda a puerta abierta a la presencia del mar
desde un alma a contrabrisa
levantada con ladrillos de caricias
y con paredes de cal.

 Bello comienzo de ocaso,
bello comienzo de alba,
bella su sangre, licor de mi vaso,
bella toda mi persona
cuando brilla con el brillo
de su mirar que me adorna.

18 comentarios:

tecla dijo...

Compartir el amor en las esquinas con las paredes húmedas y un viejo atardecer, Tano, Tano, mientras mis ojos cerrados escuchan versos. Los tuyos Tano, los tuyos.
Cuéntamelos al oído.
¿Creías que te había olvidado?
Ni lo sueñes.

Tanito dijo...

Ya sé que tú no me olvidas, rectangulillo sonoro de marfil, aunque pueda parecer presuntuoso. Que bella expresión: "mis ojos cerrados escuchan versos", ¡como para olvidarte a ti!. Un millón de gracias.
Besossss.

wersi dijo...

Nunca es tarde si la dicha es buena. Bello Tano...bellísimo sentimiento guardado tanto tiempo para aparecer en el momento del ocaso de nuestra vida. Un besazo de la Blondi

Yeti Barna dijo...

Lindos versos con una magnífica gramática. Un ritmo suave que te lleva a saborear cada una de sus lineas. Un gusto como siempre Sr. Tano.

Abrazotes, tío

Anónimo dijo...

Aún en el comienzo del ocaso no deja de ser un comienzo de vidas renovadas. El texto precioso, el sentimiento sale a borbotones como un manantial sonoro entre las líneas de tus versos. Suerte con ese buen Amor primo.

Saludos.
Juanma.

susi underground dijo...

Este es uno de esos textos que empiezas a leer y no puedes apartar los ojos hasta que llega el punto final.
Frases largas que alargan los suspiros y la esperanza, entre el ocaso y el alba.
No podría subrayar ni un solo verso, todos ellos forman parte fundamental de la belleza.
1001 besos, poeta.

Dino dijo...

Cuánto va tejiendo una mujer, juntando días, horas, minutos… en los que hila cada momento, hasta llegar a este sublime ocaso lleno de amor con la fuerza del ser amado.

Aún cuando el hombre recorre caminos su compañía lo mecía sabedores que el mismo cielo los abrigaba. Sin hablar de aquellos momentos compartidos con tanta cercanía dejando las palabras mudas.

Lindísima poesía, preciosa!

Anónimo dijo...

Guau me hiciste volar a Whitman, es en verdad un canto, una celebraron de lo sombrío y de la luz que conforman la Vida, aplausos.

Alma V dijo...

Muy, muy bello, cuatacho, gracias por compartir... Un besote!

Tanito dijo...

Querida ISABEL: un millón de gracias por tu visita y tu comentario siempre halagador y de seguro embellecido por el aprecio que sé que me tienes.
Realmente, si nos paramos a mirar, el ocaso de nuestra vida empieza en el momento de nacer, pues cada segundo que pasa es un segundo menos. Lo jodido es cuando este va acompañado del ocaso de nuestras facultades, eso sí que escuece, jaja.
Besazo, Blondita.

Tanito dijo...

¿Passsssa con ese primito catalan?. Mil gracias DON GABRIEL por tu nueva visita y comentario. Un placer ver aparecer por aquí tu avatar.

Abrazos.

Tanito dijo...

JUANMA, coleguita, yo pienso que todos los amores son buenos. Cuando ya no somos críos sabemos que siempre hay una cuota de dolor que de una forma u otra pagaremos, pero creo que merece la pena (en esto prefiero seguir siendo un crío. Si el amor esconde algo de maldad, ya no es amor, y a cualquier edad. ¡He dicho!, jajaja.

Un abrazo, primito.

Tanito dijo...

SUSI de mis entretodo: me tienen que poner una transfusión de tu sangre para ver si soy capaz de una vez de decir las cosas clara y bellamente sin enrollarme como las persianas.
Después de ver tu comentario he tenido que volver a leer el poema para darme cuenta de que llevas toda la razón sobre su construcción. Sobre su belleza o ausencia de ella, lógicamente, no estoy capacitado para opinar.
Gracias a granel.

Mogollondebesosdesos..., Beluñí.

Tanito dijo...

Madre mía DINO, yo ya no sé como responder a tus comentarios. Estoy seguro que tú haces la lista de la compra y te sale un poema.
Como tú misma dices en tu comentario, cuando leo tus poemas o tu forma de expresarte cotidianamente se me quedan las palabras mudas.
Un millón de gracias, queridísima amiga.
Besossss

Tanito dijo...

Amigo ANÓNIMO: aunque se supone que no sé quien eres, por tu comentario apuesto doble contra sencillo a que eres JC. Mil gracias por pasarte por aquí, y te expreso mi satisfacción al saber que mis escritos son de tu agrado.
Aunque haya perdido la apuesta, cosa que no creo, de nuevo mil gracias, seas quien seas.

Un abrazo.

Tanito dijo...

Mi querida ALMA: No tienes que darme las gracias por nada; yo comparto por propio interes y soy yo el que tiene que estarte agradecido por el interés que sé que pones al leer mis textos, y sabes de sobra que lo estoy.
Besos a miles, mi cuatachita.

"Alumine" dijo...

Que gusto leerte Tanito!! que intenso recorrido lleno de sentimiento.
Bellamente poético Tanito

Tanito dijo...

Y que intensa sensación de satisfacción se siente al recibir tu visita por estos lares, SILVI. Gracias mil por tu bello y motivador comentario.

Besos.