martes, 4 de diciembre de 2012

AMOR FUERA DE LO RAZONABLE

 
 Eclipsado por tus mitos,
difuso por tu espacio,
camuflado cabeza de cartel
en tus desveladas noches
de dudas que atormentan
tus pretendidos éxtasis
de corazón que todo puede;
cómplice de pesadillas
que devuelven a tu mente lo carnal
de caricias en la espalda,
roces de labios en tus muslos,
besos en tus pies
y un brazo abrigando tu hombro
reflejándose en el agua
al caminar.
 
 Cuando las ondas
que emiten los cerebros
alcanzan igual distancia
que el bombeo de un latido,
poseen la misma frecuencia
y se topan al vibrar;
cuando es sólo la vergüenza
y el miedo que sentimos
el muro infranqueable;
cuando al pensar en mañana
evitamos el pensar
que algún día pensaremos
en lo que pudo haber sido;
cuando sólo nimiedades
separan nuestros destinos,
no puede haber razones,
ni distancia en años-beso,
ni minutos, ni semanas,
no puede haber mil muertes
que nos puedan separar.
 

10 comentarios:

Sergio dijo...

Tano:
Cuando las ondas
que emiten los cerebros
alcanzan igual distancia
que el bombeo de un latido,
poseen la misma frecuencia
y se topan al vibrar.

Todo el poema me encanto, pero estas líneas impactaron mi cerebro.
Un gusto enorme latir con tus letras.

Serge.

Tano dijo...

Muchas gracias, SERGIO. Muchas veces uno se esfuerza durante tiempo para inventar una estrofa que diga lo que quieres decir y quede original, diría yo, en lugar de bella y otras veces te sale casi de corrido, como fue el caso de esta que me hablas. Supongo que la inspiración existe, aparte de que te venga cuando estás con algo en la mente.

Una satisfacción recibir tu visita nuevamente.

Caro - (Avelibre) dijo...

Yo quisiera poder destacar algo de éste poema, pero no puedo... . Se me cierra la garganta cuando lo leo, (y mira que lo he leído...).

Nada gitano..., sólo decirte que no se puede esperar nada menor de tus manos y de tus musas.

(Imposible querer escapar de éste rincón tuyo...)

Caro

Tano dijo...

CARO, te contaré una anecdota:

Yo tenía un amigo llamado Arturo que se conocía todas las cárceles de España, pues en todas había estado, y prácticamente de todas se había escapado. Llegó el punto en que las condenas que tenía pendientes eran todas por fugas, vamos, que si no se hubiera fugado tantas veces haría ya muchos años que estaría libre; pero el me decía que cuando tenía ganas de estar en la calle no era capaz de esperar ni dos días y que necesitaba fugarse.

Yo le decía que tuviera más cuidado para que no le volvieran a coger, pue cuando estaba fuera no se escond´ñia lo más mínimo y por lo tanto le volvían a entrullar con facilidad.

El me contestaba que creía que en el fondo estaba deseando que le volvieran a pillar, que cuando estaba fuera muchas veces se sentía extraño, desprotegido y poca cosa, mientras que en la carcel se encontraba cómodo, en su ambiente y se sentía alguien, ya que entró por primera vez muy joven y se había pasado en total más de media vida allí. Lo que más me emocionaba es cuando me decía que en la carcel era el lugar donde más cariño había recibido, y eso que fuera, tanto su familia como sus amigos poníamos todo a su disposición. Yo creo que se escapaba de vez en cuando sólo para hacer una visita de cortesía y luego volver a su mundo.

Algo parecido me ocurrió a mi cuando salí del hospital. Fuera no tenía nada, tan sólo esperar la hora H sin nada en el horizonte, y sin embargo en el hospiital podía esperar el mismo momento y además con menos obligaciones y con un pequeño muindo allí hecho. Luego las cosas cambiaron mucho, pero eso ya no viene a cuento.

Supongo que ha situaciones de las que no se desea escapar, y prácticamente tienen a uno que echarle. También supongo que las personas nos tomamos demasiado a pecho las responsabilidades y los razonamientos y despreciamos las tripas y la intuición para al final no llegar a ninguna parte. Hacemos del tópico de "vivir el momento" una falacia y nos morimos sin haber vivido una mierda.

Ya sé que este rollo no tiene nada que ver con el asunto que nos tiene aquí, pero es que tu frase de "querer escapar ....." me ha recordadoi a mi coleguita Arturo y como es costumbre en mi me he terminado yendo por los cerros de Úbeda, jajaja.

Por cierto, no necesutarías escapar, las puertas las tienes abiertas tanto para entrar como para salir, jajaja.

Yo digo siempre que la vida es una carcel con una puerta siempre abierta. Aquí le quitaré dramatismo y diré que mi blog, como todo lo mío, también es una carcel con la puerta abierta.

Nada, que cuando pillo carrete no hay quien me calle, jajaja. Ya está, me callo, ssssssssssss.

Huellas dijo...

Caramba, esta vez voy por partes.

Veo en el dibujo una representación surrealista de un moño famoso, el otro es azul. Con medio rostro. Como un ser dividido. Hay estrellas de seis puntas y luna con cola de cometa, o quizás lágrimas. El rostro llora en los dos lados. Arriba a la derecha Tano. ahora digo Guauuuu, aunque mi otra mitad sea felina jeje.
El poema, como una oda al paso del tiempo. Así, en un momento te das cuenta de que nada es para siempre, o que siempre se va acabando.

Y luego la historia. ¿Quien no ha deseado alguna vez huir de su propia celda, volver al refugio de lo conocido porque la vida a veces se nos hace demasiado cuesta arriba.?

Esto da para sobremesa de completo eh?, de los de antes. Es fantástico compartir tantas cosas.

Un abrazo

Caro - (Avelibre) dijo...

Pero si yo no he dicho que te callaras ni mucho menos!! Sigue, sigue, sigue contándome tus historias que me fascinan!

Es que lo ideal sería una noche de 2000 horas, una guitarra, el mar y una luna para escuchar todas las anécdotas que esconde tu memoria.

Ya lo sabes, aquí no hay ningún secreto, ya te lo he dicho miles de veces, tu vida es digna de un best seller, sólo que cuando lo escribas y se publique, debes jurarme que la primera copia llegará a mis manos con una dedicatoria en forma de "texto inédito", (por supuesto no puede faltar la firma...).

Tano querido, ¿qué te voy a decir que ya no sepas??

Un abrazote para tí y un saludo muy sentido a Arturo quien me permitió colarme en su vida por un instante... .

Caro

Tano dijo...

Interesante tu interprtación del dibujo, querida ANA. El pelo no es el de Marge Simpson, aunque la verdad es que yo en tu lugar habría pensado lo mismo, y lo que sale de la luna pretende ser una mano señalando una estrella. En lo demás aciertas en parte. No me resulta facil hacer un dibujo realista con el "paint", ni tampoco lo pretendía. Si te tradujera alguna de las simbologías que me iban saliendo según lo hacía, tal vez desnudaría alguna parte de esa intimidad secreta que todos tenemos, ¿cierto?.
La verdad es que título, poema y dibujo son, para mi, como una especie de santísima trinidad. Tres expresiones un tanto engañosas (sin intención previa)para el lector que reflejan una idea mía. Te diré que el dibujo lo hice algunos días antes que el poema, y en ningún momento escribí este recordando el dibujo, pero me cuadró cuando lo recordé, y el título lo puse casi por obligación. Hubiera preferido no titularlo, pero eso es algo que me ocurre casi siempre. Si no fuera por una cuestión de pura organización, no pondría título a ningún poema.
Sería una experiencia sin duda inolvidable compartir una sobremesa de esas que hablas con alguien tan inteligente y tan sensible como tu, querida amiga.
Muchas gracias y mil besos.

Tano dijo...

La noche que me describes sería ideal, pero no para escuchar mis anecdotas, CARO, sino que lo sería para cualquier cosa, incluso para permanecer en silencio, quizá con el único sonido de esa guitarra si hubiera alguien que supiera tocarla, pues la guitarra sí podría ponerla yo.

Lo único imposible sería lo de las 2000 horas, pero juntando muchas noches se podrían alcanzar.

Es difícil buscar esas cosas, así que si alguna vez vuelvo a encontrarme frente al mar, me sentaré a esperar a ver si suena la flauta y tengo la misma suerte que el burro del poemilla famoso.

Por otro lado, dudo mucho que haya alguien a parte de ti a quien le interesen tanto mis historias, te aseguro que conozco mucha gente con vidas más apasionantes que la mía, y tú tampoco te has atenido mucho a las "normas", cosa que me parece admirable y bella.

Setefilla Almenara J. dijo...

Sea entonces, amigo. Te felicito por este poema, por recrear todo lo que evoca, que no es poco, quisiera destacar la estrofa que resalta Sergio, y felicitarte también por este dibujo tan creativo, asímismo me ha gustado leer todas esas anécdotas de tu vida.

Un placer venir por aquí. Besos

Tano dijo...

Jajaja, la verdad SETE, es que aquí los comentarios se han convertido en todo un ensayo extraño sobre vaya usted a saber que historias de mi vida que aparecieron en mi coco sin saber a que venían, pero me alegro de que tanto el poema como todo lo que ha arrastrado te haya parecido interesante.

Besosssss.