lunes, 8 de octubre de 2012

LIBRO

 
 
 Del libro de mi vida
apenas un prólogo escrito
y apenas dos frases válidas,
el resto para borrar;
ni me sirve escribir encima
de lo que creí importante,
regueros de aliento perdido,
pólvora en salvas,
patéticos alardes.
 
 Contaminación barrida
por vientos de carne y uña;
nueva pluma se desnuda
de su propia irrelevancia
de transgresora carnal
nacida de un blanco sueño,
quema el torpe manuscrito
vestida de triste niña
que toma el timón del barco a la deriva
para escribir la introducción explosiva
de los capítulos futuros,
desgarros de seda
pendientes de escribir
con tinta de sangre, sal y saliva,
con pólvora de la buena
y sin malos que matar.


9 comentarios:

Setefilla Almenara J. dijo...

Las personas que escribimos tenemos dentro unos pocos angelotes y otros tantos demonios. Nunca callan ni los unos ni los otros, sea por esa verborrea interior y maravillosa, que escribimos.

Escribir es terapéutico, espero nunca dejar de hacerlo.¿Y tú?

Me gusta tu poema.

Un beso fuerte.

Tano dijo...

Supongo, querida SETE que habrá épocas, como las ha habido, en que por motivos de tiempo, estado de ánimo o simplemente de disipación por causa de cualquier circustancia, escribiré menos o incluso tenga que darme alguna temporada sabática, pero dejar de escribir definitivamente, bien poesía, bien relatos o cuentos, o incluso simplemente reflexiones u opiniones sobre cualquier tema no creo que deje de hacerlo hasta que el estado físico sea tan deplorable que no me permita hacerlo, o simplemente palme.

Pero, como dicen los de la aldea de Axteris, "eso no va a pasar mañana".

Muchos besos.

Tano dijo...

Quise decir Axterix, jajaja.

Huellas dijo...

Echaba de menos tu silueta sin perfiles, casi como estuviera dentro de esos momentos que describes. Nunca, puede ser demasiado tiempo pero a veces la eternidad se prolonga tanto dentro de uno que casi se desaparece.
Un besazo Tano, eso....como que no cambia

Tano dijo...

¡¡Coño!!, se acabó mi preocupación, mi primita ANA esta vivita y coleando. Te echaba en falta. Hace tiempo que no publicabas ninguna de tus bellas fotos y certeras palabras, y ya me preguntaba si habrías tenido algún mal rollo, ¡espèro que no!.

Grcias por tu visita y tus siempre generosos y cariñosos comentarios.

Besazos.

Huellas dijo...

En realidad si, digamos avatares de la vida, o mejor dicho... de la ya no vida. Sucesos que te dejan sin sonido en las palabras y sin capacidad para compartir.
Yo también me alegro de volver a leerte querido primo y espero poco a poco volver a dejar alguna huella.
Besazos

Tano dijo...

Lo siento ANA, se trate de quien se trate te aseguro que lo siento mucho.

Muchos besos, y adelante.

marellia dijo...

TUS LETRAS,SON TAN FUERTES, VISCERALES,DESCARNADAS.
SE SIENTEN DESDE ADENTRO, PARIDAS EN UN GRITO.
UN ABRAZO, DESDE MI ARGENTINA

Tano dijo...

Y un fortísimo abrazo desde acá, mi querida MARELLIA.

Otro chute de motivación que me das con tu comentario.

Besos transoceánicos.