miércoles, 15 de agosto de 2012

SANGRAR




  Órdenes obscenas
a un corazón sumiso
presto al desnudo,
dulce al paladar selecto
la miel dorada
del panal jugoso;
dulce su miel
y yo goloso.

 Obediencia no debida
entregada,
entrega sumisa;
átame a tu cabecera
te ruego,
la digo;
duéleme lo que te duela,
lo que goces gózame,
y sangro sangre,
y humores sangro;
nudos de alambre.

 Lacerada mi piel,
su piel lamida
por mi lengua lujuriosa;
relucen sus labios,
todos sus labios,
los míos se humillan
ante sus antojos;
y me tapa los ojos,
y me muerde el vientre,
y su boca
estalla en mi boca
volviéndome loco,
y me dejo matar
por esa loca.




8 comentarios:

Juan Carlos Ventura dijo...

Tu pasión en plena erupción, en estado puro. Muy buén poema, Tano.

Un fuerte abrazo.

Tano dijo...

Muchas gracias JC. Debo agradecerte también que vayas comentando a amistades tuyas sobre mi, esto no solo me proporciona lectores sino que tambien me proporciona la satisfacción de que tengas tan alto concepto de mi.

Un abrazo.

Rita dijo...

Wowww amigo que pasional !!! Energía y entrega pura. Bellísimo.

Besos miles

Tano dijo...

Ahí le andamos, amiga RITA. Será que por acá estan haciendo unos días de calor extremo y la sangre me habra entrado en ebullición, bueno, la sangre y el cerebro.

Muchas gracias y mis besos.

Caro - (Avelibre) dijo...

No puedo dejar de leerlo, es tan bello... . Cada palabra se ahoga en la pasión de éstos versos.

Te quiero mi querido Tano!

Tano dijo...

Mi queridísima CARO, creo que ese cariño que me confiesas al final te hace ver el poema más bello de lo que quizá sea, aunque egoistamente espero que no, jajaja. Las palabras que parece que se ahogan no lo hacen, pues su buen trato con los versos hace que estos les dejen un pequeño resquicio para respirar y que puedan seguir vivas dentro de ellos, como debe ser.

Yo también te quiero, mi charruíta.

Setefilla Almenara J. dijo...

Precioso,Tano,precioso arrebato.Me ha gustado todo, pero especialmente la imagen del vientre masculino mordido por ella, !Qué sensualidad lírica más hermosa!

Besos admirados, grande poema.

Sete

Tano dijo...

Muchas gracias, querida SETE. En ciertas cuestiones es cosa buena dejarse llevar por los arrebatos. Parto de la base de que el afortunado receptor de ese mordisco tiene un vientre convenientemente entrenado, jajaja.

Muchos besos agradecidos.