miércoles, 18 de julio de 2012

AQUEL SUR




 Un atardecer del pinar;
un anochecer en la dorada,
esa que besa el azul.

 Briznas de hierba
llovidas de los pies descalzos
que con su danza
acariciaron la húmeda alfombra
salpican el polvo de mar.

 Tus manos,
dos gorriones.

 Tu garganta,
un ruiseñor
fuente de gorgoritos
tan oscuros como bellos;
como bellos son los acais
que me miran,
que me matan con la pasión
de su brillo color de miel
iluminando tu boca
de enamorada gitana.

 Sin mantita y sin toalla,
y sin ropa;
por chambao
el firmamento;
oro molido el colchón,
por sábanas nuestras pieles,
y frescas caricias de brisa
acompañando los besos.

 Cientos de Lunas tarde,
y demasiado breve,
estoy escribiendo
con gotas de nuestro sudor
aquel poema,
aquel pasional ciclón,
aquellas letras de vida
que prometí al despertar
los dos juntos
junto al mar.

 Por una vez en la vida
un mágico y bello sueño
parece que fue verdad.

8 comentarios:

Setefilla Almenara J. dijo...

Tu musa del Sur ha resultado infalible,Tano.Es hermoso miraros, y saber que por una vez en la vida, un mágico y bello sueño pareció ser verdad...

Un placer.
Besotes desde aquí.

Tano dijo...

Es que a mi el sur...ya sabes. Mis musas tienenque ser sureñas por necesidad. Y es que las andaluzas sois tela, primita.

Beso enorme.

Rita dijo...

Dichosa la musa para la que escribes con gotas de sudor ... hermosamente pasional y suave... me encantó...

El sur... tanito... el sur ...enamora ...

Abrazo grande amigazo

Nonna dijo...

Aromas sureños me traes con tu poema. ¡Que bonito Tano!
Un beso

Tano dijo...

Es un sur muy antiguo, querida RITA, la musa ya debe estar jubilada, jajaja. Muchas gracias por tus visitas y tus comentarios, fiel amiga.

Besosss.

Tano dijo...

Mil gracias, mi querida BLONDITA. Tu ya sabes que mi sur es mucho sur para mi. Una constante en mis inspiraciones aunque no siempre lo nombre.

Besazo grande, gran amiga.

marellia dijo...

Hermosa imagen, y ese sur que te inspira.
Mi admiración
Un abrazo

Tano dijo...

Mi amado sur, MARELLIA. Aunque soy del centro justo, donde se encuentra Madrid, el duende que invade el sar de mi país siempre me llamó y allí he vivido quizá los momentos más intensos de mi vida.

Besos.