miércoles, 12 de enero de 2011

DELIRIUM TREMENS


Los crujidos de los muros vocalizan amenazas,
sábanas de madera machacan huesos
ya sin caldo, ya sin médula.

Ejércitos de larvas penetran en tropel
en las abiertas vísceras,
vuelven a la Madre, a la placenta.

Han de cumplir entera su misión
antes de volver a la tierra.

Acechan rostros de niños monstruosos,
todos me están viendo, de todo se enteran;
Conspiran contra mí, revientan mi cabeza;
Derriten mi cerebro como si fuera de cera,
solo se resisten los callos de mis venas.

Se pierden en el olvido los sueños,
que hoy son pesadillas,
y las pesadillas, ciertas.

Comer, dormir, amar, cosas sencillas
que antes anhelaba con todas mis fuerzas,
ahora son divagues, estúpidas quimeras.

Bailan las lámparas, las paredes oyen,
sangran los retratos, y las sillas, y las mesas,
y grotescos monstruos habitan los rincones.

Todos me persiguen, me atormentan,
los razonamientos son ausencias.

Entre las baldosas brotan enemigos,
matar y morir son mis únicas querencias.

Vuelta a la anormal normalidad,
vuelta al dolor, al tormento, a mi esencia,
al peligro de un razonamiento cuerdo,
a recobrar en un instante las fuerzas
devorando con pasión amantes mudas
que consiguen tercamente con su beso
devolverme de nuevo a la locura.

6 comentarios:

Wersemei dijo...

Todo eso es un malvivir
que te lleva a la locura.
Abre la puerta de tu vida
y escapa de ese infierno,
al final del camino
encontrarás la cordura
para seguir existiendo.

Un puñao de besos, Tanito!

Tanito dijo...

Excelente consejo, queridísima ISABEL, y no me cabe la menor duda que sincerísimo. Además expresado en bonitos versos que hacen que me suene aún más dulce. ¡Mil gracias con todos mis pedazos de corazón y mi acariciada alma, Reina!

Wersemei dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Tania Medina S. dijo...

Q interesante sitio he encontrado paseando por la blogósfera, un escrito fuerte, enérgico, grandioso.

Desde mi poemario virtual, besos***

Tanito dijo...

Muchas gracias, querida TANIA, por pasarte por mi casa y regalarme un comentario tan reconfortante. Me he dado una vueltecita por tu blog, y nada más ver su estética se adivina una personalidad dulce y cuidadosa. Al leer tus versos esa sensación se ve plenamente confirmada.Enhorabuena. ¡Muchos besos!.

Rita dijo...

Amigo, un poema muy fuerte .. es triste ver esa locura y mas triste es ver la locura que se apodera de un ser que uno quiere mucho.
Tu poema me ha llenado de tristeza al recordar alguien que quiero mucho y que vive dentro de esa locura de la que no queire salir.
Abrazo grande Tanito.