jueves, 15 de marzo de 2012

DEL MONTE A LA ESPUMA.

    



Metamorfosis de fuente de lágrimas
en piel sensible y de cera
con falda de escamas doradas,

de raíces presas en tierra
en bucles que besan la arena,

de resina en sal
si es el sol quien la seca,

de madera en carne,

de Sauce a Sirena.



2 comentarios:

Huellas dijo...

La evolución del sentimiento al poema, de la idea a la imagen, de la caricia al verso.
Brido por tu metamorfosis primo, con colacao y con mucho gusto.

Muxu

Tanito dijo...

Pues yo un brindis tuyo, amiga, lo acepto aunque tenga que hacerlo con aguarrás. Despues de chocar con tu copa seguro que sabrá a nectar del Olimpo.
Mil gracias y mil y un besos, primita.