miércoles, 1 de febrero de 2012

EL FIN




Dama alada
que de niño soñaba,
utópica Ninfa
de dulce sexo;
duele ver la falsedad
de tu beso,
cuando mi inocencia
ya esta finada.

 Te nombran,
Libertad,
frecuentemente
sin aceptar que la vida
es prisión,
que para huir solo queda
una opción,
y que nadie acudirá
para verte.

 Las veinticuatro horas del día
abierta,
espera fría La Parca
tras ella,
para abrazarnos,
tras cruzar la puerta.

 Pero cuando huya
para no volver,
será la noche
que decida yo,
ya que nadie
me consultó al nacer.

8 comentarios:

Huellas dijo...

Veo que te gusta la noche... el final de las noches de insomnio traen estados de oscuridades. Espero que sea esa tu fuente de inspiración.
Te mando otro beso enorme para que veas la luz del día y a poder ser con un sol que te llene de vida y libertad.

Pd. Yo es que madrugo mucho..

tecla dijo...

Hoy vienes ensangrentado y sombrío, Tano.
Cuéntamelo todo.

Tanito dijo...

Efectivamente, mi querida ANA, siempre he sido un noctámbulo empedernido. Ahora, como ya hace algún tiempo que no ejerzo de crápula suelo actuar por la noche en estos andurriales donde nos vamos encontrando.
Muchísimas gracias por tu nueva visita y por tu revitalizador beso.
Musuak, amiguísima.

Tanito dijo...

Primita TECLA, creo que lo único que hago es tratar temas que a todos en mayor o menor medida nos han ocupado algun tiempo de nuestro pensamuiento. Amor-vida-muerte-dolor-suicidio....Están en cada uno de nosotros y a mi, particularmente, me apasionan y me atraen (ojo, creo que, aparte de los dos primeros, no los deseo, jajaja).
Además, que coño, en poesia la tragedia vende mucho, jajaja.
Beso beso...

Juan Carlos Ventura dijo...

"Amor-vida-muerte-dolor-suicidio"... ¡Pero si esa es también la leña de mi hoguera! Tu poema y tu último comentario lo encierran todo. Te felicito, artista.

Tanito dijo...

Supongo, amigo JC, que cuando por las circustancias que sea uno llega a tomar conciencia de la fragilidad de la vida y de la insignificancia de absolutamente todos los seres que habitan el mundo, es cuando se le pierde el miedo a abandonar el planeta, y lo único que teme uno es el dolor físico propio o el dolor de corazón que pueda quedar en quien te quiera (si es que alguien te quiere de verdad, que no siempre es así). En cuanto a lo del suicidio, siempre digo que para mi es de las pocas, si no la única, decisión absolutamente libre que una persona puede tomar. No se trata de defenderlo o no, simplemente es inevitable. Creo que es absurdo discutir sobre algo así.

Un abrazo.

Maria Luisa dijo...

Que si señor!que para venir no preguntaron!... ni nuestra agua es la de palabras vanas
y la noche será la tuya, la mía y la de todos los que la dama alada defrauda.
Grande artista! abrazos mil
ML

Tanito dijo...

Me emocionas, BRUJILLA, me haces un comentario tan visceral y a la vez con unas palabras tan bellamente utilizadas y precisas que el que te llama ¡¡artista!! a voz en grito soy yo.

Besazos grandotes, amiguísima.