martes, 7 de diciembre de 2010

CAROLINA


Carolina reaparece en mi vida,
por las noches, eclipsando a mi luna,
y su mirada lejana me acuna
en el seno de su fotografía.

Carolina me dispara sonrisas,
que invaden mis retinas sin permiso,
logra que me olvide de lo que he sido,
y me vuelvo bueno al sentir su brisa.

Carolina me remite sus días,
se los cambio por mis noches oscuras,
y en el encuentro suelen saltar chispas.

Su cabello rozando su mejilla
espabila mis dormidos sentidos,
y a Carolina consigo hacer mía.


(Para la charrúa mas linda)

3 comentarios:

Carol Love dijo...

Pero qué belleza Tanito!!!!

Me encanta tu lugar, visitarte, escuchar tu música, leer tus letras y sentir tu energía de gitano apasionado...! Oleeee....!!!!


Beso enorme y me cuelo en el nombre que comparto,

Primo, me encanta!!!!

Tanito dijo...

Bienvenida a mi blog esa pedazo de jermu santafesina. Me alegra lo que tu sí sabes (muchísimo)verte por aqui. Sabes de sobra que tu te puedes colar en el verso mío que te de la gana, pues en todos seras acogida con calor. ¡Trillones de besos, mi Morochita.

Caro - (Avelibre) dijo...

Algún día me preguntarás por éste poema y yo te lo recitaré de memoria.

Gracias!